• Infancia

    Por Luz Marchio

    Infancia

    II

    La repetición de la despedida
    nos hace sentir en casa,
    a nosotros,
    que nacimos sin saber caminar.

    Con un puñado de tierra en la mano
    y un vasito de agua
    jugamos
    a que viajamos.
    Puede ser Uruguay
    O Córdoba.
    Lo importante es llegar
    a donde están los pájaros
    que no vuelven.
    Regresar al trópico
    como decía Gauguin en mi sueño.

    Eso me decías
    la otra noche mientras me hacías upa
    y jugábamos,
    obcecados con el encantamiento
    de lo duradero,
    a ser los mejores alumnos
    de mamá:
    “Los hijos te marcan la edad,
    Chichi”

    La extraño.
    Tan chiquita.
    No, no tanto.

    “¿Y el pentimento?”

    A veces nos acordamos de palabras que nunca entendimos
    y queremos quedarnos así
    para siempre
    guardados.

    Ojalá pudiéramos quedarnos quietos
    para volver con la forma de un esqueje.

    No es costumbre
    pero podemos burlarnos
    cada tanto del hábito.

    Por Luz Marchio

Luz Marchio

Literatura

Mail

Este es un poema que forma parte del libro El susurro trae la estación oscura, inédito.
COMPARTIR