• Legado

    Por MARCELO BIRMAJER

    Legado

    Legado es aquello que recogimos por el camino, y aquellos que dejamos en el camino también. No es exactamente lo que nos quisieron dejar, es una mezcla azarosa entre lo pudieron dejarnos y los que nos dejaron por descuido.

    El legado es como las migas de pan que dejaron Hansel y Gretel cuando sus padres los abandonaron en el bosque. Recordemos que la primera vez que los padres los abandonan, los hermanos dejan un reguero de piedras para volver al  hogar. Pero en la segunda ocasión, los padres toman la precaución de no dejarles a su alcance las piedras que puedan permitirles el retorno. De modo que los niños arrojan furtivamente pedazos de pan para marcar el camino. Pero los pájaros se comen las migas de pan y quedan a merced del bosque, de la noche y de la bruja. En mi versión del cuento, los pájaros les explican a Hansel y Gretel que les comieron las migas de pan para que no regresen con esos padres terribles, porque cualquier cosa es mejor que esos dos monstruos. Sin embargo, acá quiero retomar la fábula para reflexionar sobre la idea de legado.

    Si los pájaros sólo se hubieran comido algunas de las migas de pan, las migas de pan restante son el legado, y esas migas sí se convierten en piedra y ya ningún pájaro se las puede comer. El camino que marcan esas piedras ya no es el del retorno a la casa paterna,porque se rompió el sendero, pero tampoco está totalmente desligado: el nuevo camino está hecho con partes del mapa del camino anterior.

    Mi padre me dejó su biblioteca, me refiero a los libros que él leía; pero sin pretenderlo. De hecho, mientras vivió, jamás intenté siquiera leer una página de algunos de los autores o temas que él tanto frecuentaba: Somerset Maugham o la Segunda Guerra Mundial. Mientras que algunos años después de su muerte, por nostalgia o por curiosidad, los revisé y se volvieron mis autores favoritos y mis temas de permanente consulta. Supongo que él no lo planeó, pero, junto con el judaísmo, el amor por Israel y una idea de honor, me dejó ese legado. Yo me he comprado todas las Asterix, y me las he traído a mi oficina, para que mis hijos no las pierdan ni rompan, y andando el tiempo se conviertan en parte de su legado. ¿Pero quién sabe si será eso lo que ellos finalmente elegirán como el legado que yo les deje? Nunca sabemos cuál fue el camino que dejaron trazadas nuestras propias huellas, y no alcanza con mirar atrás para recuperarlo. El legado no es sólo las piedras que dejamos, sino los espacios en blanco para que los que siguen puedan ubicarlas como mejor lo consideren, y aún así sigan reconociendo una dirección.

    Por MARCELO BIRMAJER

  • 01_POLIFONIA-MARCELO BIRMAJER-09
  • 03_POLIFONIA-MARCELO BIRMAJER-07
  • 02_POLIFONIA-MARCELO BIRMAJER-04

MARCELO BIRMAJER

Literatura

LINK

COMPARTIR