• Origen

    Por Martin Bazan

    Origen

    Un sentimiento y una descarga total

    Un sentimiento en este momento de descarga que quiero soltar es algo que me llama y no me deja obrar en buen pensamiento…. No es un minuto ni un te quiero que siento…. Es algo que no me deja en paz y con mucho sufrimiento, cual enamorado llora con gran llanto a su enamorada ver fallecer junto a sus brazos sin poder darle el ultimo te amo antes de su último aliento de vida.

    Furia e ira me vienen a acompañar en un lapso de mi vida y que no consigo decirles que me dejen solo

    Necesito tiempo, necesito a dialogar con soledad en este momento para pedirle que me acompañe esta noche para poder estar en paz y saber difuminar todas estas amarguras y dolores que tengo. Llego el momento donde soledad no existe y me viene a acompañar tristeza, que me habla dulcemente y me quiere embriagar en sus brazos y besos, caricias y llevarme a un lago para dormir en su profundo regazo, y justo en ese mismo momento puedo… cambio al parecer, me mira alegremente y con los ojos brillantes cual farola brilla en las noches oscuras de babilonia, me dice sacándose su manto negro: no te preocupes hijo. Soy alegría que viene a sacarte la venda de tus ojos… te veo triste, con enojo, así no se te puede ver… Y yo con gran tranquilidad y un gran suspiro me llego a su lado y le confieso mis más grandes secretos, le cuento todo lo vivido mientras ella no estuvo a mí alrededor y ella me escucha atentamente y con gran asombro. Justamente ella no sabía cuánto dolor albergaba mi cuerpo, con gran asombro y euforia me dice: no estaba enterada de cual sufrimiento yace en tu vida, necesito disculparme fuertemente contigo por todo este tiempo que no estuve contigo a tu lado, yo con mucho amor y delicadeza le digo que no se preocupe, que lo sucedido me hiso un hombre más fuerte y a pesar de la edad tenida soy más adulto que los que en mi lado están en este momento, que cada sufrimiento no lo tomo como algo feo, sino como una experiencia vivida y me hace bien, no es dolor, sino que es una lucha y una prueba más que la emperatriz me da para poder saber qué es lo mejor para mí por venir…

    Por Martin Bazan

Martin Bazan

Literatura

Mail

COMPARTIR